¿Cómo puedo realizar la facturación a mes vencido?

Hoy te hablamos de un problema muy común en el día a día de las empresas. Cuando un autónomo o una S.L. emite una factura a un cliente, muchas veces se queda impagada debido a que el cliente no tiene liquidez por cualquier circumstancia u otra situación común es cercana al cambio del trimestre donde se juntan los dos trimestres y el cliente tarda en pagarla por alguna situación en concreto y se acerca la declaración del trimestre en curso.
Para estos casos, si no disponemos de las herramientas adecuadas, darte cuenta de una forma rápida y ágil para ver todas las facturas impagadas o vencidas puede volverse una tarea tediosa. Lo mejor es utilizar un programa de facturación en la nube para obtener un mayor control y poder sacar informes y realizar el seguimiento a esas facturas pendientes.

Si es verdad, que por mucho cuidado que podamos tener, y tomemos todas las medidas, muchas veces algunas de ellas no se lleguen a cobrar. Pero no hay por qué alarmarse, recuerda que tratar con clientes implica también hacer uso del buen juicio. Si tenemos un buen cliente que lleva tiempo con nosotros, y deja de pagarnos las facturas, intentemos analizar la situación para poder saber que está pasando.

Sigue leyendo porque quiero que sepas cómo facturar correctamente en tu negocio y cómo puede ayudarte a mejorar.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

 

¿Qué hacer con las facturas que se quedan sin pagar?

A veces, hasta el cliente que menos pensamos que puede dejarnos a deber el importe de una factura, puede dejarnos algunos impagos en nuestra tesorería. Te damos unos consejos para poder abordarlo de una forma ágil y sencilla.

  1. Investiga que ha podido pasar. Si realizas domiciliaciones bancarias a tus clientes, revisa que no haya sido culpa tuya o algún fallo bancario. Si efectivamente no es culpa tuya ni del banco, te recomendamos que dejes por escrito preguntándoselo a su mail directo para que quede constancia de ello.
  2. Intentar contactar con el cliente mediante una llamada pasado unos días y de entrada tener un trato cordial y no amenazante. Nunca sabemos que ha podido pasar o si ha habido un pequeño error con su banco u otro tercero. Normal mente, nos precipitamos y pensamos mal conllevándonos a pensar varias cosas y por lo cual, estar con una actitud cabreada y defensiva que nos puede hacer quedar mal o perjudicar nuestra relación con el cliente.
  3. Si tu cliente no te responde ni al mail, ni por teléfono en varias llamadas que le hayas realizado, el siguiente paso que debes tomar es la notificación por burofax. Así si decidimos llevarlo a la vía legal, tener todas las pruebas necesarias para poder afrontarlo judicialmente.
  4. Si todas las opciones anteriores no han dado frutos, te recomendamos ejecutar un juicio monitorio. Con este proceso judicial, regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil podremos realizar la reclamación del importe de la factura impagada.
    Si es verdad que tenemos que tener en cuenta dos requisitos a valorar. La primera que tiene que ser una deuda dineraria y que se haya pasado el vencimiento de la factura.

Para dar mas fuerza a nuestro proceso judicial, tendremos que aportar a parte de la factura y los reclamos por mail y llamadas, el contrato de prestación de servicios firmado por ambas partes junto a las reclamaciones mediante burofax u otros documentos importantes a tu favor.

 

¿Cómo puedes recuperar el IVA de las facturas impagadas?

Si ya has presentado los impuestos en el trimestre y te han cobrado el IVA devengado, no tienes por que dar por perdido ese dinero. Si contamos con un cliente moroso, hacienda nos da la facilidad de recuperar el IVA que no hemos cobrado.

Pero tenemos que cumplir unos requisitos:

  • Tu Cliente tiene que ser una empresa o autónomo.
  • Tienes que reflejar en tu libro contable estos movimientos.
  • Tiene que pasar seis meses desde el vencimiento de la factura y tener un volumen de menos de 6.010.121,04 euros contando con el año anterior.
  • Tienes que haber reclamado mediante vía judicial la deuda con tu cliente.

Si cumples con todos estos requisitos, podrás realizar una factura rectificativa que tendrás que incluirla en la declaración correspondiente que tendrás que mandarle a tu cliente y presentársela a hacienda.

Ten mucho cuidado con los plazos, ya que tenemos que tener en cuenta que tenemos que emitir la factura rectificativa en un periodo de tres meses si eres una empresa grande.

Como ves, el proceso de rectificaciones o reclamaciones puede parecer algo tedioso, pero lo será muy fácil si contamos con un software de gestión como Adviser Essentials donde nos facilitará todo el trabajo y su seguimiento de todas las facturas o procesos que realicemos dentro de nuestra empresa.

Reproducir vídeo

ADVISER ESSENTIALS

Software de gestión y facturación para agilizar tus procesos de facturación en segundos.

14 DÍAS GRATIS

Compártelo

¿Te gusta lo que estás leyendo?

También te puede interesar